Resultados 1 al 15 de 15
  1. #1
    Fecha de Ingreso
    30 abr, 18
    Ubicación
    A Coruña / Galicia / España
    Mensajes
    20
    Gracias: 33

    Predeterminado Todo empezó con un "Leónidas"...

    Hola a todos. He estado repasando las presentaciones de unos cuantos foreros y he visto que, en general, son escuetas y, tal vez por la natural timidez y discreción de quien entra en casa ajena, parcas en exceso. Espero que esta mía no desentone demasiado.

    Llegué a los relojes lentamente, casi sin darme cuenta, de esa manera discreta en la que crece la hiedra sobre el muro hasta alcanzar el voladizo del tejado. Desde niño me fascinó un reloj de mi padre con nombre épico: "Leónidas". Muchísimo después supe que debería, en términos de entendidos, llamarlo "cronógrafo", y que los tres "relojitos" más pequeños que a mis ojos infantiles convertían el reloj en el cuadro de mandos de un avión supersónico se llamaban "subesferas". Mi padre lo había comprado de joven, antes de casarse, y sospecho que de contrabando. Nunca fue la nuestra una familia pudiente. Debió de haber antes otros relojes que lo substituyesen en el día a día de mi padre, pero el que recuerdo es un Citizen de acero, supongo que de los años 70, que convirtió al Leónidas en reliquia. Y aquella reliquia tenía un sacerdote custodio, mi padre, y un adorador único, yo.

    Mi vida fue transcurriendo, profesionalmente, entre lápices y pinceles, colores, disolventes, imágenes e historias. Y un día impreciso fui consciente de que la memoria y los recuerdos, la esencia de la vida, eran cada vez más importantes en mis narraciones y en las biografías de mis personajes. Somos lo que recordamos. Tardé apenas un atardecer perezoso de verano en llegar desde esa constatación a la revelación abrumadora de que si los recuerdos son la esencia, el tiempo es la sustancia. De ahí a interesarme por los relojes, un paso.

    Podemos pensar que los relojes miden el tiempo, pero también podemos pensar que lo contienen. Cada vez que cargamos su cuerda estamos depositando veinticuatro o cuarenta y ocho horas en sus muelles y engranajes. Y cuando, el día que cumplí cincuenta años, mi padre me entregó furtivamente el Leónidas me estaba haciendo depositario, en parte, de su tiempo, de su memoria.

    Yo no lo sabía aún, pero en aquel momento la hiedra había empezado a escalar el muro.

    No me interesan los oros ni los renombres. Me emocionan los mecanismos sencillos que después de cincuenta o sesenta años siguen midiendo correctamente el tiempo, en cajas cuya belleza no depende del lujo. La proporción de una subesfera o la tipografía de los números y su disposición pueden ser tan bellos como un diamante. Y si una de estas maravillas mecánicas atrasa o adelanta un par de minutos al día, no me vuelvo loco. Yo mismo tengo defectos mucho peores y pierdo esos dos minutos en cosas miserables.

    Saludos
    Última edición por Miguelanxo; 01/05/2018 a las 19:53

  2. Los siguientes 5 usuarios le dan las gracias a Miguelanxo por este mensaje:

    Alphonse P. (02/05/2018), Dr Lobo (01/05/2018), epartida (02/05/2018), nolodic (02/05/2018), PedroMR (01/05/2018)

  3. #2
    Fecha de Ingreso
    21 ene, 08
    Ubicación
    Madriles
    Mensajes
    8,052
    Gracias: 1263

    Predeterminado

    Te doy la bienvenida, espero que te lo pases bien por aquí.

  4. Los siguientes usuarios le dan las gracias a Pedro Izquierdo por este mensaje:

    Miguelanxo (06/05/2018)

  5. #3
    Fecha de Ingreso
    23 ene, 08
    Ubicación
    en la estepa
    Mensajes
    7,434
    Gracias: 4991

    Predeterminado

    bienvenido prepárate que vienen curvas.....

  6. #4
    Fecha de Ingreso
    23 abr, 12
    Ubicación
    En el bar.
    Mensajes
    12,160
    Gracias: 7030

    Predeterminado

    Cita Iniciado por Miguelanxo Ver Mensaje
    Hola a todos. He estado repasando las presentaciones de unos cuantos foreros y he visto que, en general, son escuetas y, tal vez por la natural timidez y discreción de quien entra en casa ajena, parcas en exceso. Espero que esta mía no desentone demasiado.

    Llegué a los relojes lentamente, casi sin darme cuenta, de esa manera discreta en la que crece la hiedra sobre el muro hasta alcanzar el voladizo del tejado. Desde niño me fascinó un reloj de mi padre con nombre épico: "Leónidas". Muchísimo después supe que debería, en términos de entendidos, llamarlo "cronógrafo", y que los tres "relojitos" más pequeños que a mis ojos infantiles convertían el reloj en el cuadro de mandos de un avión supersónico se llamaban "subesferas". Mi padre lo había comprado de joven, antes de casarse, y sospecho que de contrabando. Nunca fue la nuestra una familia pudiente. Debió de haber antes otros relojes que lo substituyesen en el día a día de mi padre, pero el que recuerdo es un Citizen de acero, supongo que de los años 70, que convirtió al Leónidas en reliquia. Y aquella reliquia tenía un sacerdote custodio, mi padre, y un adorador único, yo.

    Mi vida fue transcurriendo, profesionalmente, entre lápices y pinceles, colores, disolventes, imágenes e historias. Y un día impreciso fui consciente de que la memoria y los recuerdos, la esencia de la vida, eran cada vez más importantes en mis narraciones y en las biografías de mis personajes. Somos lo que recordamos. Tardé apenas un atardecer perezoso de verano en llegar desde esa constatación a la revelación abrumadora de que si los recuerdos son la esencia, el tiempo es la sustancia. De ahí a interesarme por los relojes, un paso.

    Podemos pensar que los relojes miden el tiempo, pero también podemos pensar que lo contienen. Cada vez que cargamos su cuerda estamos depositando veinticuatro o cuarenta y ocho horas en sus muelles y engranajes. Y cuando, el día que cumplí cincuenta años, mi padre me entregó furtivamente el Leónidas me estaba haciendo depositario, en parte, de su tiempo, de su memoria.

    Yo no lo sabía aún, pero en aquel momento la hiedra había empezado a escalar el muro.

    No me interesan los oros ni los renombres. Me emocionan los mecanismos sencillos que después de cincuenta o sesenta años siguen midiendo correctamente el tiempo, en cajas cuya belleza no depende del lujo. La proporción de una subesfera o la tipografía de los números y su disposición pueden ser tan bellos como un diamante. Y si una de estas maravillas mecánicas atrasa o adelanta un par de minutos al día, no me vuelvo loco. Yo mismo tengo defectos mucho peores y pierdo esos dos minutos en cosas miserables.

    Saludos
    Vaya presentación!!!

    Efectivamente no se ven muchas de estas ya...

    La verdad, si pintas y dibujas como escribes: Me encantaría ver tus obras casi tanto como seguir leyéndote.
    Muy bonito relato, muy interesante historia y muy sabias conclusiones, gracias por compartirlas con nosotros.
    Aunque... En una cosa no estoy de acuerdo: El lujo. Para tu padre comprar el Leonidas fue un lujo y lo disfrutó
    al máximo, ahora para ti poseer y cuidar del reloj de tu padre ES un lujo también. El lujo no es inerente al precio,
    ni al metal, ni al nombre. El lujo es el verdadero valor que TU le des a las cosas y cuanto las disfrutes.
    El simple disfrute de la vida ya es un LUJO ¿No crees?...

    Saludos Miguelanxo, esperamos leerte mucho, ver ese hermoso reloj y tal vez como fondo alguno de tus trabajos.

    Bienvenido!!!


    Nada como un desayuno Irlandés, para iniciar bien el día!!!

  7. #5
    Fecha de Ingreso
    30 abr, 18
    Ubicación
    A Coruña / Galicia / España
    Mensajes
    20
    Gracias: 33

    Predeterminado

    Pues sí, Alphons P., si entendemos por lujo todo eso que enumeras (y yo también lo siento así), estamos completamente de acuerdo. Si ese es tu concepto de "lujo" ya tenemos algo en común además de nuestro interés por los relojes. Pero los dos sabemos que una gran mayoría de nuestros conciudadanos consideran "lujo" otras cosas...

    En cuanto pueda pondré fotos de mi Leonidas. Y algo de lo que hago se dejará ver.

    Un asunto que me interesa mucho y de lo que creo que hay tema para debatir es la llamada "restauración" de nuestros "seniors". Espero poder proponer pronto un post.

    Saludos

  8. #6
    Fecha de Ingreso
    21 oct, 11
    Ubicación
    algeciras
    Mensajes
    1,375
    Gracias: 718

    Predeterminado

    Hola Miguelanxo,bienvenido a fdr.Estupenda presentacion y esperamos con ansias esas fotos.Saludos.

  9. #7
    Fecha de Ingreso
    30 abr, 18
    Ubicación
    A Coruña / Galicia / España
    Mensajes
    20
    Gracias: 33

    Predeterminado

    Gracias, Pedro.

    Saludos

  10. #8
    Fecha de Ingreso
    30 abr, 18
    Ubicación
    A Coruña / Galicia / España
    Mensajes
    20
    Gracias: 33

    Predeterminado

    Gracias, Epartida.

    Saludos

  11. #9
    Fecha de Ingreso
    21 oct, 13
    Ubicación
    Alicante
    Mensajes
    2,768
    Gracias: 1517

    Predeterminado

    Pues un placer, realmente da gusto leerte.
    El tiempo es un regalo.

  12. #10
    Fecha de Ingreso
    30 abr, 18
    Ubicación
    A Coruña / Galicia / España
    Mensajes
    20
    Gracias: 33

    Predeterminado

    Muchas gracias, Nolodic. Por aquí nos encontraremos.

  13. #11
    Fecha de Ingreso
    05 mar, 12
    Ubicación
    TOLEDO
    Mensajes
    1,703
    Gracias: 663

    Predeterminado

    . Buena presentacion. Me gusta la frase de; contienen el tiempo.


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk
    Pujo siempre por un ROLEX, un día veras que susto!!

  14. #12
    Fecha de Ingreso
    30 abr, 18
    Ubicación
    A Coruña / Galicia / España
    Mensajes
    20
    Gracias: 33

    Predeterminado

    Gracias, Ferguson.

    ¡Saludos!

  15. #13
    Fecha de Ingreso
    30 abr, 18
    Ubicación
    A Coruña / Galicia / España
    Mensajes
    20
    Gracias: 33

    Predeterminado

    Gracias por la bienvenida, 6138. No excedo los límites de velocidad y soy gallego. En nuestras carreteras las rectas son una leyenda de las que hablan los viejos de la tribu...

  16. #14
    Fecha de Ingreso
    23 nov, 08
    Ubicación
    Europa
    Mensajes
    1,726
    Gracias: 183

    Predeterminado

    El lujo también está en el ojo del que sabe mirar y encontrar el valor de las cosas. Si el reloj tiene una historia familiar detrás, eso en sí mismo es un gran lujo.

    En las manos en las que está ese Leónidas actualmente, es en las que debe estar

    Bienvenido Miguelanxo al foro.
    El reloj parado sueña que funciona en la muñeca de su dueñ@

    Este mensaje es de mi propiedad intelectual, salvo las citas a [email protected] [email protected] o los enlaces a sitios web o a fotografías (en su caso)

  17. Los siguientes usuarios le dan las gracias a Quintiliano por este mensaje:

    Miguelanxo (22/05/2018)

  18. #15
    Fecha de Ingreso
    30 abr, 18
    Ubicación
    A Coruña / Galicia / España
    Mensajes
    20
    Gracias: 33

    Predeterminado

    Gracias, Quintiliano. Sí, fuera de la acepción más común y extendida de "lujo" vamos a estar de acuerdo.

    Saludos

Información de Tema

Usuarios Viendo este Tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas Similares

  1. Respuestas: 10
    Último Mensaje: 27/09/2012, 22:20
  2. Respuestas: 0
    Último Mensaje: 25/09/2010, 14:02
  3. Un video de primera, todo empezó en 1971...
    Por lumber en el foro Nacidos del Sol: Relojes Japoneses
    Respuestas: 0
    Último Mensaje: 21/02/2010, 20:35
  4. Tienda "Todo a Cien" de relojes
    Por Claudio en el foro Tertulia
    Respuestas: 1
    Último Mensaje: 15/04/2009, 11:26
  5. Todo un símbolo de "status" social en su muñeca
    Por Claudio en el foro Foro General
    Respuestas: 4
    Último Mensaje: 13/03/2009, 12:43

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
WEBS AMIGAS
         
         
 
         

Si deseas intercambiar un enlace con nuestro foro CONTACTA CON NOSOTROS

LOS RANKING'S DE FORODERELOJES.ES