EL SISTEMA REMONTUAR

El sistema remontuar es un conjunto de piezas que forman un dispositivo mecánico que hace parte del reloj. Un sistema remontuar es un mecanismo que permite tanto transmitir como interrumpir la transmisión de una energía mecánica a su acción final de manera voluntaria. En el reloj su función básica es cambiar: la hora, el semanario, el fechero, suministrar cuerda al motor del reloj (armar el muelle real). En muchos modelos, el sistema remontuar tiene además otras funciones como las de intervenir en el cronógrafo por ejemplo. En este estudio analizaremos un sistema remontuar sencillo. Es perentorio aclarar que el sistema remontuar también llamado sistema de puesta en hora puede estar ubicado del lado de la esfera o del lado de la tapa. Vale la pena aclarar que en relojería no existe el lado de arriba ni el lado de abajo, si no que para suprimir ambivalencias hablamos del lado de la esfera y del lado de la tapa. Para especificar puntualizaremos que le órgano regulador o volante está del lado de la tapa (generalmente) la rueda horaria está del lado de la esfera.
El sistema remontuar o sistema de puesta en hora está formado por la tija, piñón corredizo o piñón deslizante, el piñón de canto o piñón bobinado, la báscula, el trinquete de báscula, el puente de remontuar (esbozando el tema en términos generales). En la imagen de abajo (figura 1) vemos una máquina o unidad motriz en el cual se destaca el sistema remontuar.













Cuando el reloj tiene un periodo considerable de uso, una de las tantas cosas que puede presentarse que la corona o el empaque de la corona no se halle en estado de impermeabilidad y cuando esto sucede es probable que el sistema primeramente afectado por la oxidación es el remontuar a causa de la cercanía con el punto de filtración; no es difícil encontrar en el taller sistemas remontuar o por lo menos la tija oxida, por eso es pertinente tener fornitura de recambio de este sistema. En la imagen de abajo (figura 2) vemos un ejemplo de este caso de oxidación.



[IMG][/IMG]



1. LA TIJA
Es un componente del sistema de puesta en hora; el término tija deviene de la palabra tige que es una palabra del idioma francés y al español traduce tallo. En relojería la tija es la pieza que conecta la corona con la máquina del reloj mediante un sistema remontuar. Es un elemento fabricado generalmente en acero y frecuentemente tiene forma de eje en el cual encontramos un pivotado, fresado, fileteado y en la gran mayoría de casos rosca.
Siendo una parte esencial del sistema remontuar su función es la de servir para cambiar la hora del reloj mediante la corona, también sirve para dar cuerda al reloj (cargar el motor) y dado el caso que el reloj tenga calendario, por medio de la corona gracias a la conexión de la misma con la tija es posible cambiar el o los calendarios. Todos los trabajos que esta pieza realiza las efectúan en combinación con otras piezas.
Al igual que todos los componentes del reloj, la tija no trabaja sola, y la base fundamental de su trabajo en conjunto, son sus fresados y en total su perfilado, puesto que estos fresados sirven para alojar piezas que por remonte se acoplan. Entonces cuando usted saca la corona (hala) notamos que hay dos o tres clip, en este momento la corona siendo halada hala la tija pues están unidas, en este momento la tireta que es una pieza del sistema remontuar que está acoplada por presión a una ranura de la tija impulsa la báscula.
La tija básicamente tiene cuatro partes que son la guía también llamada punta, el cuadrante, la entalladura y la rosca. Veamos la imagen de abajo. (nota esta es una descripción muy básica)
En la imagen de abajo vemos una tija y para empezar a desenvolver este tema tomaremos esta muestra para la explicación.






Dentro del reloj la tija va metida en un túnel de la platina. El túnel empieza en la parte transversal externa y continúa por dentro de la platina en línea recta hasta o cerca de la mitad o centro del diámetro de la platina. En la platina justo en la región peri de la tija, encontramos muchos cortes y cincelados, en muchos casos la mayor parte son vacíos de cortes.
Es importante indicar que cuando a la corona se le daña el empaque, la oxidación aparece en primer plano en la rosca de la tija a causa de la cercanía con la filtración.
En una reparación que hagamos y encontremos la tija oxidada es necesario cambiarla, para esto existe la fornitura o las piezas de recambio. Si la tija está oxidada es necesario examinar bien la corona para comprobar que se encuentre en estado de impermeabilidad.
En algunas ocasiones puede que se presente que no tengamos tija de repuesto (fornitura) entonces algunos muy hábiles relojeros las fabrican artesanalmente y lo hacen por lo general en función de una tija que se parezca a la que se necesita. Por ejemplo si la que necesitamos tiene una entalladura más extensa entonces le liman y agrandan la entalladura en otros casos extienden el cuadrante. Algunos las fabrican hasta de un ejecito o perno.
Ahora estudiemos las más frecuentes partes de una tija. Hay tijas que tienen muchas diferencias pero este estudio que hacemos pretender dar una idea básica.






Para hacer una reparación al reloj en lo que el aspecto técnico se refiere es muy común la necesidad de extraer la tija, que en el momento en que tenemos el trabajo en la mesa está acoplada con la corona. Los diferentes modelos de módulos o máquinas de reloj traen en su fabricación formas específicas para este trabajo de la extracción de esta pieza. Por lo general la idea es hacer que la punta de la tireta suba de tal manera que no entre en la entalladura. Esto en algunos casos se hace aflojando un tonillo que es el que le da la presión a la tireta o al acople de la tireta en la entalladura de la tija, algunos otros casos la tireta tiene un perno que sale al otro lado del reloj (el de la tapa) y tenemos que empujarla delicadamente hacia abajo, en otros casos la tireta tiene abajo un pieza que viene especialmente diseñada para hacerle palanca a la tireta desanclándola de la entalladura. En la imagen de abajo vemos algunos ejemplos.













1.1 LA GUIA
Es la primera parte de la tija y es la parte más delgada de esta, también es llamada pivote de tija o punta de tija y su función es ofrecer estabilidad al dispositivo entrando en un orificio que tiene la platina en el centro de su parte transversal media interna. La guía es una extensión cilíndrica y generalmente empieza en punta cónica y es necesario lubricarla con una fina y exigua capa de grasa para reducir la resistencia de rozamiento. Después de la punta viene el cuadrante. La extensión lineal de la guía es tal que cuando sacamos la corona aún en su punto más distante, la punta se desplaza dentro de la sección final del túnel pero no alcanza a salir de su posición de tal manera que aún en el segundo clip de la corona la guía sigue ofreciendo estabilidad.
En la imagen de abajo vemos la punta o guía de la tija mientras el piñón corredizo está trabajando en el cuadrante.








1.2 EL CUADRANTE
Es un fileteado cuadrangular en el diseño de la tija. La parte rectangular de la tija, que vista de frente llamaríamos cuadrado, es el llamado cuadrante de la tija. El cuadrante empieza donde termina la guía o punta de la tija. Generalmente la parte más larga de la tija después de la rosca, es el cuadrante. Es importante recalcar que el cuadrante es el eje motriz del piñón corredizo o deslizante. En este punto destacaremos que un eje es un elemento constructivo destinado a guiar el movimiento de rotación a una pieza o de un conjunto de piezas, como una rueda o un engranaje. Un eje se aloja por un diámetro exterior al diámetro interior de un agujero, en el caso del cuadrante de la tija el diámetro exterior son las paredes o faces del mismo cuadrante, y el agujero en este caso está determinado por el piñón corredizo, que recuerden que tiene una perforación cuadrática en su centro. Un punto muy importante a destacar es que en el cuadrante es la sección de la tija donde se desliza o corre el piñón corredizo. El diámetro lineal del cuadrante tiene que ser tal que permita los cambios del remontuar, es decir que el espacio en que corre el piñón asea, el cuadrante debe permitir el contacto del piñón corredizo con el piñón de canto, y que en otra posición esté en contacto con el piñón de transmisión; En la gran mayoría de relojes que hoy día trabajamos el sistema tiene por lo menos tres posiciones. Es necesario después de una buena limpieza aplicar una muy fina capa de grasa para facilitar el desplazamiento del piñón corredizo.
Existe los llamados cuadrantes helicoidales, su particularidad es tener las caras con una deflexión en su diseño precedido a la hélice de un helicóptero, y la palabra helicoidal recuerda esta analogía. Este modelo de tija recibe el nombre de helicoidales.
En la imagen de abajo vemos una tija con cuadrante helicoidal.








Algunas veces nos encontramos con tijas que tienen un cuadrante bastante pequeño, esto por lo general sucede porque el piñón corredizo es fijo (o sea que no es tan corredizo) en la imagen de abajo vemos un ejemplo de este modelo de tija.







Hay un módulo muy conocido por todos nosotros es de Orient su referencia es el D 8510 este módulo tiene un piñón fijo por corredizo en virtud de esto la tija usa un cuadrante bien pequeño, en la imagen de bajo vemos el módulo para que lo recordemos.









La tija de este reloj tiene un cuadrante bien pequeño a causa de que el piñón no tiene movimiento lineal, solo gira angularmente.








1.3 LA ENTALLADURA O REBAJE
Es el fresado a manera de cintura que se encuentra más o menos a la mitad de la tija. Se trata de un bajo relieve que encierra la circunferencia de la tija en este punto y es donde entra la punta de la tireta. Cuando sacamos la corona la entalladura como está acoplada por remontaje a la tireta, la mueve, y a su vez la tireta mueva la báscula que a su vez mueve el piñón corredizo para que entre en contacto con la rueda de minutería y así cambiar la hora del reloj. Si la corona está en su punto neutro la tija está adentro y la tireta no mueve la báscula por consiguiente el piñón corredizo se encuentra en contacto con el piñón de canto por medio de los dientes tipo Breguet. La clave de la permanencia de la tija dentro del sistema remontuar es el acoplamiento que hay entre la punta de la tireta y la entalladura de la tija. Los diferentes métodos de extracción de la tija se basan específicamente en desanclar la punta de la tireta de esta entalladura. En la parte técnica, la entalladura además de estar bien limpia y libre de óxido debe estar engrasada con una fina capa de grasa para reducir la resistencia de rozamiento entre la entalladura y la tireta de tal forma que se facilite el deslizamiento de este contacto entre dos piezas.

En la figura de abajo podemos ver una tija en la que enfrentamos el espigón de la tireta con la ranura o entalladura de la tija, en la imagen 1 está separada la tireta de la tija y en la imagen 2 de la foto vemos el acoplamiento el espigón de la tireta con la ranura de la tija.






En el módulo D 8510 vemos en la tija, dos ranuras que son las mismas entalladuras o rebajes; en la imagen de bajo vemos la imagen.







Son ranuras por que por medio de ellas se le ofrece a la tija anclaje en el sistema remontuar. Entre estas dos ranuras entran dos extensiones o flejes que tiene el puente del circuito. En la imagen de abajo vemos como son empleadas las ranuras de esta tija D8510. Las dos ranuras las usa este movimiento para cambiar de modo neutro y modo de puesta en hora. Al halar la corona, la tija sale y cambia de contacto con la ranura 1 a la 2 de esta forma el piñón corredizo que en este caso es fijo queda en la sección del cuadrante que es bien corto, y como el piñón se encuentra siempre en contacto con los piñones de la rueda de minutos entonces al girar la corona cambia la hora. En la imagen de abajo vemos como este piñón se encuentra siempre en contacto con la rueda de minutería.











1.4 LA ROSCA
La rosca siempre es una disposición espiralada de plano inclinado. Con precisión podemos señalar que la rosca es un vector alargado de reborde saliente que gira espiralmente con un ángulo de separación entre espira y espira, generando espacio constante entre ellas en virtud de la extensión de dicho vector.
La rosca de la tija no siempre se presenta en todos los modelos de relojes, no obstante en la gran mayoría de casos viene la tija con una rosca en su terminación. La utilidad de la rosca no es más que la de sujetar por presión roscada la corona; es decir que la corona viene enroscada a la tija. Ver imagen de abajo.








Cuando tenemos la necesidad de cambiar la tija del reloj es necesario instalar una tija nueva y por lo general hay que recortarla puesto que la tija de recambio casi siempre viene un poco más larga de lo que la necesitamos; la diferencia de tamaños es estrictamente en la rosca, esto es a causa de que las máquinas o módulos de reloj vienen en diferentes modelos y tamaños de cajas. Por ejemplo hay muchos relojes grandes que traen un módulo ETA 955, y es necesario para el fabricante usar un aro especial para impedir el juego de la máquina dentro de la caja, este aro se llama aro de sujeción, en este caso la tija la necesitamos larga, pero en otros casos la caja es relativamente pequeña y usa la misma máquina, en este caso el fabricante usa un aro más pequeño o unas piezas que son las bridas de anclaje; dado este caso la tija es la misma pero necesariamente más corta. Como otro ejemplo, la tija del 955 sirve para el 956 que es para relojes de dama, y por supuesto hay que cortarlas. Cuando la corona del reloj tiene el mismo modelo que el de la imagen de arriba, es decir los casos en los que la corona tiene un tubo a ras de la parte de bajo de la corona, instalaremos la tija metiéndola y le haremos una señal en donde termia el tubo de la caja. Este es el punto donde debemos cortar la tija para que quede en la medida, no obstante les sugiero que la corte un poquito más larga de tal forma que si hay algún problema se pueda desbastar. La medida de la rosca de nuestra tija debe ser la estrictamente necesaria para que la corona quede usando el tubo de la caja, de tal forma que el empaque que la corona trae, surta el efecto de impermeabilidad para el que fue diseñado. Cuando cortamos la tija debemos pulir un poco la terminación cortada para que no maltrate la rosca de la corona. En la gran mayoría de los casos la parte de debajo de la corona debe ir en contacto con la parte exterior de la caja; en algunos casos el modelo del reloj viene con unos promontorios a los lados de la caja en estos casos la corona queda un poco metida en estos promontorios en este caso se tomará como referencia para el corte de la tija el hecho que la parte de debajo de la corona quede en contacto con el punto donde empieza el tubo al Salir de la caja. Cuando la corona tiene tubo largo hay que cortar e ir midiendo para no pasarnos en el corte y luego la extensión no nos alcance para que la tireta entre en la entalladura.







El hecho de que la corona quede bien instalada depende mucho en parte de qué tan bien hallamos cortado la rosca de la tija, es decir que hallamos reducido correctamente la medida de la extensión de la rosca en la tija. Si la rosca de la tija nos queda muy larga la corona quedará muy afuera y el reloj presentará una filtración en ese punto, y si la corona se enrosca a la caja no la podremos enroscar. Si por el contrario cortamos demasiado la rosca entonces la corona no se sostendrá de la máquina o módulo del reloj, y la corona no cumplirá ninguna de las funciones que tiene con respecto a la parte técnica.
1.4.1 DIAMETRO
En este punto hay que destacar que la rosca tiene un diámetro, partiendo de que la rosca es una circunferencia el diámetro de una circunferencia es el segmento que pasa por el centro y sus extremos son puntos de ella. Es la máxima cuerda (segmento entre dos puntos de la circunferencia) que se encuentra dentro de una circunferencia, o en un círculo. Todo diámetro divide a un círculo en dos semicírculos. En la imagen de abajo vemos el diámetro de una circunferencia.








Hay tijas de rosca 90, 80, 70, 50,60 y anteriormente se usaban las 100 y 120. El diámetro de la rosca de la tija es el mismo que el diámetro de la rosca hembra de la corona (rosca interna). El diámetro lo podemos medir con un vernier o pie de rey. Veamos una imagen abajo en la que tenemos una tija y destacamos el diámetro de la rosca.







1.4.2 ALARGADORES
En relojería se usa de vez en cuando un elemento llamado alargador de tija, esta pieza sirve para alargar o extender la dimensión lineal de la rosca. Puede suceder que la tija que tengamos no tenga la suficiente extensión lineal de rosca para que nos sirva en el trabajo que estemos llevando a cabo, entonces si no hay una tija que tenga una extensión de rosca más grande apelamos a usar el alargador. El alargador es una pieza cilíndrica que está formada por un eje roscado con una terminación tubular cilíndrica de rosca interna, esta terminación se llama acople. La rosca del alargador tiene un diámetro y el acople puede tener el mismo u otro diámetro de rosca. En la imagen de abajo vemos diferente diámetros de alargador y vemos en detalles sus secciones.








Cometaremos a manera de interpelación explicativa que la rosaca de la tija la enroscamos a la rosca hembra que tiene internamente el acople y la rosca esxterna del alargador la enroscamos a la rosca interna de la corona. Se puede presentar algunas situaciones con un alargador, por ejemplo casi siempre hay que recortarlos, dicho trabajo se hace igual que con la rosca de la tija. Otro punto a resaltar con la instalación del alargador (muy importante) es que aveces el acople no entra por el orificio que nos ofrece el tubo de la caja; si se presenta esto la que hay que hacer es desbasatar el acople en su reborde periférico, usaremos un lija 220 puesta en un parte plana que nos facilite el trabajo, agarramos el alargador con un mandril por la parte de la rosca y lijamos el acople dando vuetas de tal forma que se desvaste parejo y lo adelgacemos. Cuando hallamos alcanzado que el acople entre por el orificio del tubo de la caja hacemos lo mismo pero con una lija 2000 y luego con una tela que se preste para esto (yean o franela) y pasta para pulir; este último trabajo impedirá que se oxide el acople. Porque este elemento viene cromado y la someterlo a este trabajo pelaremos el cromo que trae; no obstante esta es la solución. Después de esto lavamos la pieza y tratamos de no tocarla con los dedos.

1.5 TIJAS DE ACOPLE.
Existe modelos diferentes de tija no obstante el principio es el mismo, en este punto hablaremos de las tijas de acople. Esta tija no es más que una tija que en vez de tener rosca tiene un enganche que se une con una extensión que va sujeta a la corona, hay unos modelos que la extensión trae una rosca en la que se enrosca la corona y hay otros modelos en que la corona trae fija esta parte. En la imagen de abajo vemos este último modelo descrito.








El sistema de acople se usa con más frecuencia cuando la máquian del reloj sale por el lado de la esfera, por lo general en este tipo de relojes la tapa es fija. En el sitema de acople la tija cumple todas las funciones normales la diferencia es que en vez de rosca tiene un extensión también llamada caña. La unión entre la extensión y la tija radica en un promontorio que tiene en su punta una protuberacia. Del otro lado hay una ranura que lleva un perfilado cilíndrico llamado seguro en medio de la extensión lineal de la ranura. Esto lo podemos ver en la imagen de arriba. Cabe recalcar que podemos encontrar tijas con promentorio y con la extensión ranurada y viceversa; Tijas con ranura y extensiones con promontorio. Para este punto veamos la imagen de abajo.







Las tijas de acople como la de la imagen de arriba para poder separarlas hay que hacerlo conuna leve presión lateral de tal forma que por desplazamiento se separen las partes involucradas en el acoplamiento. En la imagen de abajo les coloco un ejemplo de un reloj que como parte posterior o lado de la tapa tiene una tapa fija, no es extraible. Se trata de un reloj que todos conocemos “Mido Commander” es un reloj que ya tiene bastante historia pero es ideal para desplegar un comentaio con el tema de la extracción de la corona y el trabajo con la tija. Como todos sabemos este particular reloj usa una tija de acople (algunas veces he oido hablar de tija de macho y hembra) en este modelo la tija parte que tiene el seguro (la ranura) es la sección de la rosca que se aopla por enroscado a la corona y la tija que entra en el modulo del reloj es el que tiene el promontorio. Primero nos fijamos en la corona del reloj, esta corna tiene la marca del reloj “Mido” colocado el reloj con la esfera hacia arriba debemos girar la corona de tal forma que quede el letrero de Mido paralelo y legible normalmente, extraemos el talco y en esta posición de la corona el acople se encuentra en una disposicón tal que al hacer extracción de la máquina no se partirá el acople. Este es un trabajo que hay que hacerlo con cuidado.






Hay tijas que tienen una sección especial para mover el piñón de canto pero no para dar cuerda al reloj si no para mover el calendario o en algunos casos para mover un engranaje que mueva algun indicador, esto es en relojes de pila . Esta sección recibe el nombre de cintura de descanzo del piñón de canto o piñón plano. Hay también partes de la tija que tiene la función de ofrecer simetria circular y equilibrio a estas partes se les llama rebordes cilíndricos, no obstante el reborde cilíndrico también es llamado cuello y también sirve para cuando la platina tiene alrededor una estructura plática fija a dicha platina, para esto no lleva rosca esta pate de tal forma que no se trabe al desplazarse por el tunel de pasta.





Las medidas de una tija son muy importantes en el diseño; en la imagen de abajo vemos las medidas, por supuesto que los modelos de tijas tienen diferentes medidas esta imagen la anexo para que temgamos una idea de la ingenieria del diseño de una tija. Si quieren mas detalles de este punto les remito a: http://www.citizen.co.jp/miyota_mvt/.../draw_1L02.pdf







Gracias compañeros por acompañarme hasta aquí, en el siguiente post veremos el resto de las piezas del sistema remontuar.