Al militar que esta publicidad se refiere, vivió una aventura de película. Fue uno de los protagonistas, el principal, de la primera misión de rescate en el Polo. Corría el año del Señor de mil novecientos veinte y ocho.

Publicidad de Longines del año 1928

La historia se puede leer AQUÍ.